maleta

Los mejores trucos para organizar tu maleta

La gran mayoría de la gente coincide al decir que les encanta viajar, pero también son muchos los viajeros que piensan que el peor momento de todo viaje es el de preparar la maleta. Con este post queremos dar las pautas básicas para que hacer la maleta no se convierta en una pesadilla y consigas hacerla de un modo eficaz en el menor tiempo posible.

Consideraciones previas para hacer la maleta

  • Lo primero de todo es hacer un repaso mental de los días que se va a estar fuera para determinar el mínimo número de mudas necesarias. Al partir de esta cifra ya podemos comenzar a barajar los modelos que incluiremos en la maleta.
  • Todo el mundo tiene ropa predilecta así que, para hacer una buena maleta, muchas de estas prendas deberían estar en ella. Tratar de innovar llevando ropa que usamos solo ocasionalmente puede derivar en sorpresas inesperadas, un pantalón que no cierra, un botón sin coser, una prenda que no combina…

Contenido relevante en una maleta

  • Las maletas no siempre se utilizan para las vacaciones, hay otro tipo de situaciones en las que se llenan hasta arriba. Por ejemplo, una chica que aprueba las oposiciones a guardia civil se tiene que trasladar a la sede para su formación. En este caso, lo más importante es llevar las cosas esenciales y buscar soluciones para ahorrar espacio sin perder contenido relevante. Un ejemplo de esto sería optar por las toallas de microfibra en vez las normales. Lo importante es no agobiarse, al fin y al cabo, siempre se puede comprar en el destino lo que eche en falta.
  • Los productos de aseo y cuidado personal son también otro de los aspectos que hacen perder mucho espacio. Aunque no viajes en avión, puedes aplicar igualmente las restricciones de líquidos. Seguro que no necesitas un bote tan grande de champú o de maquillaje y que tienes probadores de colonias perfectos para viajar.

Trucos para ahorrar espacio en la maleta

  • Cuando se introduce el calzado en la maleta parece que se pierde muchísimo espacio. En realidad, el hueco interior de los zapatos puede ser tu gran aliado para meter esas cosas pequeñas que no se te pueden perder a lo largo y ancho de la maleta. Cosas como las cajitas de los pendientes, las llaves o las gafas de sol encuentran su sitio perfecto en estos rincones, pero también es ideal para calcetines o ropa interior.
  • Pon en práctica la técnica de los rollitos, enrollar tus prendas te permitirá ganar espacio para meter mucha más cantidad y, además, si lo haces con cuidado, evitarás que se arruguen en exceso.
  • Viajar en determinadas épocas del año puede ser un poco más complicado, por ejemplo, en las épocas de frío la ropa abulta mucho más que cuando se va a la playa.  No se puede comparar el equipaje para pasar una semana en el Pirineo de Huesca que para ir el mismo tiempo a unos apartamentos de VillaGranCanaria a pasar jornadas al sol.  En estos casos no te desesperes, vete a lo funcional: lleva solo un abrigo, ese que te pega con todo y un calzado estándar que puedas usar en cualquier situación.

Si aun así necesitas variedad de prendas, puedes optar por las bolsas al vacío. Se venden en casi cualquier sitio y hay de distintos tamaños. Al introducir la ropa se le saca el aire con un aspirador de un modo muy sencillo, ¡verás cuanto se reducen los jerséis!

Trucos de organización del equipaje

  • Lo mejor es ir seleccionando lo que se va a llevar y ponerlo en algún lugar donde se pueda ver todo, encima de la cama, por ejemplo. Una vez que hayas terminado tu selección, haz un repaso. Seguro que hay cosas que en realidad no vas a utilizar u otras que solo las metes ‘por si acaso’, se trata de optimizar el contenido de la maleta, así que haz una limpia sin miedo.
  • Al tener a la vista todo lo seleccionado podemos hacernos una idea del espacio que vamos a necesitar para guardarlo. El tipo de maleta ideal, además de ser capaz de absorber el contenido, tiene que ser cómoda de utilizar. No es lo mismo un viaje en coche con una maleta que en un tren con una amplia mochila que se puede llevar cómodamente a la espalda.

Hacer una maleta es algo muy personal, pero con estas pautas genéricas estamos seguros que con este post habrás extraído algún truco que te será de utilidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *