alicante

Lo mejor no siempre está ahí fuera

Cuando llegan las vacaciones siempre pensamos en salir lejos a lugares a los que, tal vez, no volvamos más en lugar de visitar lo que tenemos más cerca. Vamos a dar un paseo por Alicante y verás lo que te estás perdiendo.

Cuando pensamos en vacaciones muchas veces la imaginación vuela hasta llegar a lugares apartados y remotos del mundo. Ciudades llenas de historia, de ritmo, de culturas interesantes que hay que descubrir, y estos lugares siempre están fuera de las fronteras.

Quizá pensemos que para una vez que salimos al año lo mejor es tirar la casa por la ventana y aventurarnos hacia parajes más desconocidos y a los que, tal vez, solo podremos ir una vez en la vida. El razonamiento siempre es el mismo “lo que tengo cerca, ya tendré tiempo de verlo”. Y se pasan los años y vemos más de fuera de las fronteras que de nuestro propio lugar de residencia.

En España tenemos muchos lugares increíbles que no podríamos ni imaginar que estuvieran aquí si no los pudiéramos contemplar con nuestros ojos. Hablamos de ciudades famosas como Madrid, Barcelona o Sevilla que se llenan de turistas cada año. O de zonas de playa en las que no se puede casi ni pasear de la cantidad de gente que hay. Pero en esas ciudades también existen lugares que tal vez ni te habías planteado. Una de esas ciudades que hay que descubrir es Alicante. Te enseñamos algunas de las zonas que tienes que ver.

Un paraje natural que deja con la boca abierta

Cuando vemos en la televisión documentales sobre viajes, nos encontramos con parajes llenos de belleza que evocan tranquilidad. Algunos son lugares donde la naturaleza es la auténtica reina. Lugares exóticos que casi parecen encantados. Pues en Alicante, podemos encontrar un paisaje cuya belleza te dejará con la boca abierta. Un paraje natural que ha sido declarado Zona Húmeda protegida por la gran riqueza que posee a nivel ecológico. Hablamos de  las fuentes del Algar en Alicante.

Este maravilloso lugar contiene, además de su flora y su fauna, unas maravillosas cascadas que salen directamente de las rocas y cuyas aguas son consideradas como una fuente de salud natural ya que se cree que tienen propiedades con grandes beneficios para la salud. Estas cascadas son un gran atractivo para aquellas personas que visitan Alicante. Allí no solo se podrá disfrutar del maravilloso paisaje que se tiene alrededor, también de un agradable baño en sus aguas. Como es un gran atractivo para los turistas se han colocado algunos servicios como aseos y zona de merendero para poder disfrutar con gran comodidad de este lugar tan espectacular.

Las increíbles vistas desde un castillo

En lo alto del monte Benacantil podemos encontrar el castillo de Santa Bárgara. Este castillo fue de gran importancia a nivel estratégico ya que se alza sobre lo más alto del mar, permitiendo una visión de la bahía alicantina. El nombre de este castillo, Santa Bárbara, se debe a que fue conquistado a los árabes por Alfonso de Castilla en el día que da nombre al castillo.

La altura del monte sobre el que se encuentra, más de 160 metros de altitud, le hace ser un lugar privilegiado desde donde sacar unas fotos increíbles. En la ladera del monte hay restos que datan de diferentes épocas.

El castillo tiene tres zonas diferenciadas La Torreta que corresponde a lo más alto del castillo, la zona intermedia en la que se encuentran, entre otras cosas, el patio de armas y la zona más baja donde está lo que se conoce como Revellín del Bon Repós que ahora es el lugar de aparcamiento. Se puede acceder al castillo a pie, en ascensor o en coche. Lo importante es no perderse esta increíble atracción turística.

Estos son solo dos de lugares más importantes e increíbles de la ciudad, pero hay mucho que ver y explorar en Alicante. ¿De verdad te lo vas a perder?

Leave a Reply